martes, 1 de mayo de 2012

Sinopsis

Entre el Cauca y la carretera

"De  nombre me pueden llamar Resistencia  ¡para servirles a ustedes
 y al  mundo entero!"  
                                                        Foto: José Manjón

 Sinopsis
Carolina Mejía escribe, dirige e interpreta Entre el Cauca y la carretera, obra que relata la vida de sueño y tragedia de jóvenes que viven a pie de la carretera Panamericana a su paso por Colombia. Momento para la emoción, la denuncia y la resistencia.
Interés artístico
Haber creado un personaje de una gran complejidad psicologica y representativa, crear un texto que se nutre de la imaginería popular colombiana donde realidad y ficción se entremezclan, unas veces cruel y otras  irónico.  Con el recurso de la luz,  el sonido y la división de espacios recrea una atmósfera capaz de transportarnos al paisaje donde está situada la obra.  
Historia
Leidy Johanna Zapata, es una joven del suroeste antioqueño que, como muchas otras de la zona, desde los ochos años se gana la vida ofreciendo su cuerpo a los camioneros. Historias que se repiten durante generaciones, creando una cadena que parece no acabar, ya que muchas jóvenes tienen como ejemplo a su propia madre. En familias desestructuradas, se ven obligadas a ocuparse de sus hermanos menores, de las tareas de la casa y, en muchos casos a prostituirse. Viven en la precariedad, en casas vulnerables a los desastres naturales, sin escolarización, pasando hambre. No tienen futuro, sólo el presente que alimentan los hombres en busca de jovencitas menores de edad.

                                                                               Fotos: José Manjón
                                                      


"Esa manera que tiene el río Cauca de bramar me fascina, lo escucho despierta y dormida lo escucho, al río. Dormida creo estar en medio del mar acariciando una medusa." 


Nos situamos al borde de una carretera en el  suroeste Antioqueño por donde a traviesa el río Cauca, arrastrando historias de asesinatos premeditados y  muertes accidentadas. Por el oro que contiene en su fondo, es tierra de magia y de superchería, de historia indígena escondida entre sus grandes montañas, de gente campesina y también de enormes fincas dedicadas a la ganadería vacuna, con miles de hectáreas y un solo dueño. A un lado, el río Cauca como personaje e interlocutor pasivo de la protagonista, que esconde pesares y riquezas.  Al otro lado, la carretera,  imagen del progreso,  y de los hombres que viajan hacia un destino. Entre el Cauca y la carretera vive, sufre y sueña Leidy Johanna Zapata. 



Leidy Johana es un personaje imaginario, con suficiente dosis de realidad y  también de sueños e ilusiones por un futuro mejor y aspiración por vivir en la ciudad, apenas conocida por lo que le enseña la televisión, aprende en las revistas o por lo que le cuentan los viajantes. La protagonista imagina una ciudad en donde todo es posible, hay trabajo y oficios como en el Teatro de Oklahoma, el último capitulo de la nóvela de Fran Kafka, (Amérika).
La realidad acaba siendo bien distinta: muchachas trasladadas a la ciudad antes de cumplir los 20 años se convierten en madres solteras, y acaban su vida como empleadas del servicio, como prostitutas o en la mendicidad.
                                        
                                                  

2 comentarios:

Aire, Tierra y Agua dijo...

Hola Caro.
Pues me gusta mucho el Blog. No le voe ningún pero.
Esta claro, simple y fácil de leer.

Las fotos y el video están fantásticos, ya dan ganas de ver la obra.
Te deseo mucha suerte...

Saludos

Nico Mejía

Anónimo dijo...

Un excelente texto teatral y una excelente interpretacion, que nos muestra una realidad sordida a traves de un lenguaje bellisimo y lleno de lirismo, impregnado del realismo magico y de toda la riqueza cultural sudamericana.
Gracias por tu trabajo.
Ojala podamos disfrutar mas funciones de este montaje en Zaragoza.
Diego.